Entradas

Erwinia amylovora es el agente causante del fuego bacteriano, una enfermedad necrótica devastadora que afecta a frutales de pepita en general, y en manzano y peral en particular, así como en plantas ornamentales y silvestres de la familia de las rosáceas. Este patógeno, originalmente, fue descrito en América del Norte, pero en los últimos tiempos se está extendiendo por Europa y los países mediterráneos con graves consecuencias económicas (van der Zwet, 2002). 

La enfermedad se identificó por primera vez en España en 1995 en Guipúzcoa (País Vasco), cerca de la frontera francesa (López et al., 1999). Y se fueron detectando nuevos brotes en 1996 y 1997 en Guipúzcoa y Navarra (López et al. 1999).

La entrada de la bacteria en las plantas puede ocurrir a través de flores o brotes jóvenes que crecen activamente o a través de heridas. Al entrar el patógeno se mueve a través de espacios intercelulares hacia el xilema y también en el parénquima cortical.  Los síntomas en los tejidos infectados incluyen marchitez, producción de exudado y muerte de las flores, brotes, ramas y árboles enteros. (Thomson, 2000). Su síntoma característico es el “quemado” de flores y brotes, curvándose estos últimos en forma de cayado de pastor, desde ahí la necrosis avanza por las hojas y el resto de las ramas, hasta alcanzar el tronco leñoso.

Erwinia amylovora, es considerada como organismo nocivo de cuarentena en la Unión Europea (Anexo II, sección II, de la Directiva 2000/29/CE), para la que existe legislación específica sobre medidas preventivas contra su introducción y propagación.

Desde el año 2011, determinadas Comunidades Autónomas o parte de ellas (Andalucía, Aragón, Castilla- La Mancha, Castilla y León, Extremadura, Madrid, Murcia, Navarra,  La Rioja, País Vasco (Guipúzcoa), Cataluña (comarcas de Garrigues, Noguera, Pla d’Urgell, Segrià y Urgell, de la provincia de Lleida), Comunidad Valenciana (comarcas de l’Alt Vinalopó y el Vinalopó Mitjà, de la provincia de Alicante, y los municipios de Alborache y Turís, de la provincia de Valencia), han perdido el reconocimiento del estatus de Zona Protegida para el fuego bacteriano, debido a que se ha establecido la enfermedad en todo o parte de su territorio (MAPA,2020).

El éxito de la lucha contra esta enfermedad es su detección en primeros síntomas, para reducir el nivel de inóculo y evitar la dispersión de la bacteria.   

En ensayos realizados por una empresa especializada y certificada para la realización de ensayos con patógenos de cuarentena, comprobamos que BIOCLEAN® inhibe el desarrollo de Erwinia sp con niveles de reducción del número de colonias del 97-100%. 

El ensayo permitió concluir que la dosis del producto BIOCLEAN®️ igual a 3-5 cc/l, es completamente eficaz para evitar el desarrollo y la proliferación in vitro de la bacteria fitopatógena. 

Recuento de Unidades formadoras de colonia (UFC) por mililitro de Erwinia sp. tratado con BIOCLEAN a las 48 horas después de la inoculación de la bacteria patógena (hddi). ANOVA, Tukey p<0.05

E* Porcentaje de reducción del número de colonias de Erwinia sp. 

Con BIOCLEAN ® ️ conseguimos una solución eficaz y natural que evita la entrada en los cultivos, de este patógeno de cuarentena. 

Fuentes

Anon., (2000). Council Directive 2000 ⁄ 29 ⁄ EC on protective measures against the introduction into the Community of organisms harmful to plants or plant products and against their spread within the Community. Official J Eur Commun L169 43, 1–112

Donat, V., Biosca, E. G., Peñalver, J., & López, M. M. (2007). Exploring diversity among Spanish strains of Erwinia amylovora and possible infection sources. Journal of Applied Microbiology, 103(5), 1639-1649.

Lopez, M.M., Gorris, M.T., Llop, P., Cambra, M., Roselló´, M., Berra, et al. (1999) Fire blight in Spain: situation and monitoring. Acta Hortic 489, 187–19

Vanneste, J. L. (Ed.). (2000). Fire blight: the disease and its causative agent, Erwinia amylovora. CABI.

https://www.mapa.gob.es/es/agricultura/temas/sanidad-vegetal/organismos-nocivos/fuego-bacteriano/

España, como principal productor de naranjas de la unión europea con 140.310 ha cultivadas y una producción de 3.226.870 toneladas (FAOSTAT, 2019), es uno de los países en donde enfermedades como el aguado (Phytophthora sp) produce un gran impacto económico.

Las pérdidas principales producidas por la enfermedad son debidas, por un lado, a la caída de frutos del árbol con presencia de pudriciones (pèrdidas pre-cosecha) y, por otro, a la aparición de pudriciones blandas tipo acuosa, una vez recolectado el fruto (post-cosecha). 

El inicio de las primeras lluvias (prevista para la semana que viene) y las temperaturas templadas de esta época del año favorecen la aparición de los primeros síntomas aguado y su mayor incidencia. Por lo tanto, es el momento de comenzar con las aplicaciones preventivas para reducir el impacto. 

Previsión estado de los cielos Lunes 1 Noviembre 2021 (AEMET)

El uso de productos donde se combina la activación del “sistema inmunitario” de la planta, junto con la aportación de microelementos que mejoren el estado fisiológico del cultivo, son una herramienta muy eficaz para el control de esta enfermedad. 

TIDAL es un formulado basado en el ‘efecto priming’, activando el sistema inmunológico de las plantas pero sin llegar a producir estrés, además de aportar micronutrientes que actúan en procesos enzimáticos específicos.

La aplicación de TIDAL (0,75 cc /L),  en ensayos certificados de cítricos en presencia de aguado, consigue una reducción de la enfermedad del 77% en pre-cosecha y del 85,5-74,4% en post-cosecha, reduciendo así las pérdidas y sin dejar residuos en el fruto.

Fuente.FAOSTAT , 2019 http://www.fao.org/faostat/es/#data/QC

El Damping-off o caída de plántulas es una de las enfermedades fúngicas con mayor impacto en viveros de producción de plantas y semilleros, aunque sus síntomas se pueden dar en invernadero o en el trasplante en campo.Con bastante frecuencia los semilleros afectados, son destruidos o las plántulas mueren poco después del trasplante. 

Los principales patógenos asociados a esta enfermedad son Fusarium, Pythium, Rhizoctonia y Phytophthora. Los síntomas característicos son, la no germinación de las semillas o una vez la planta emite la radícula esta se pudre y en estado de plántula se produce la necrosis del cuello y raíz, marchitez y finalmente la muerte. (Agrios, 1997).
La trasmisión de esta enfermedad, en el caso de Pythium spp., se produce por el suelo y en menor grado por el agua de riego. El patógeno nada a través del agua libre, gracias a la presencia de zoosporas flageladas, llegando al huésped susceptible e infectándolo. Por otro lado, la producción de oosporas (inóculo primario), permite al patógeno permanecer en el suelo en estado latente y producir enfermedad en la siguiente temporada del cultivo (Gaya Karunasinghe, et al.,  2020). 

Encontramos niveles altos de incidencia de esta enfermedad cuando: el suelo se mantiene húmedo por períodos de tiempos prolongados, temperaturas favorables para el patógeno, exceso de nitrógeno en el suelo y  falta de rotación en el cultivo (Agrios, 1997 y Lamichhane et al.,2016).
Las pérdidas económicas debido al “Damping-off  pueden dividirse en;  pérdidas por costes directos, debido a los daños en semillas o plántulas y pérdidas por costes indirectos, que consiste en el valor adicional de las replantaciones y los menores rendimientos, por el retraso del cultivo a causa del escalonamiento de la siembra. (Babadoost e Islam 2003; Bacharis et al. 2010; Horst, 2013). 
Los tratamientos químicos de semillas representan una de las prácticas agrícolas más frecuentes, para controlar esta enfermedad. Estos tratamientos suelen tener un grado de eficacia elevado, pero también pueden afectar negativamente a la germinación de las semillas y causar fitotoxicidad (Axelrood et al.,1995; du Toit 2004), además del impacto negativo para la salud humana y el medio ambiente (Lamichhane et al.,2016). 
Por lo tanto, existe la necesidad de desarrollar soluciones alternativas y sostenibles para mitigar el “Damping off”. 
Una alternativa con beneficios medioambientales y humanos y con alta eficacia en campo es PRODIGY®️. La aplicación de PRODIGY®️ reduce la caída de plántulas en pepino (Pythium spp), entre un 84,6-77,8%, mejorando al referente químico y biológico empleado. 
En ensayos realizados con una empresa certificada, se comprobó, que la aplicación de PRODIGY®️ en tres momentos del cultivo a 1 Kg/ha tiene efectos muy significativos en el control de esta enfermedad, además con acción prolongada del producto (21DAC).
Desde TRICHODEX siempre buscamos alternativas que protejan al medio ambiente y al agricultor, pero que permitan obtener resultados satisfactorios en el control de la enfermedad de alto impacto económico.

Fuentes

  • Agrios, G.N., 1997. fitopatología. Uteha-Noriega,.
  • Axelrood PE, Neumann M, Trotter D. 1995. Seedborne Fusarium on Douglas-fir: pathogenicity and seed stratification method to decrease Fusarium contamination. New For 9:35–51. doi:10.1007/BF00028924
  • Babadoost M, Islam SZ. 2003. Fungicide seed treatment effects on seedling damping-off of pumpkin caused by Phytophthora capsici. Plant Dis 87:63–68. doi:10.1094/PDIS.2003.87.1.63
  • Bacharis C, Gouziotis A, Kalogeropoulou P. 2010. Characterization of Rhizoctonia spp. isolates associated with damping-off disease in cotton and tobacco seedlings in Greece. Plant Dis 94:1314–1322. doi:10.1094/PDIS-12-09-0847
  • du Toit LJ. 2004. Management of diseases in seed crops, in Encyclopedia of Plant and Crop Science. In: Dekker GRM (ed) Encycl. Plant Crop Sci. New York, p 675–677
  • Gaya Karunasinghe, T., Hashil Al-Mahmooli, I., Al-Sadi, A. M., & Velazhahan, R. 2020. The effect of salt-tolerant antagonistic bacteria from tomato rhizosphere on plant growth promotion and damping-off disease suppression under salt-stress conditions. Acta Agriculturae Scandinavica, Section B—Soil & Plant Science, 70(1), 69-75.
  • Horst RK. 2013. Damping-off. Westcott’s plant disease handbook. Springer Netherlands, Dordrecht, p 177
  • Lamichhane, J.R., Dürr, C., Schwanck, A.A. 2017. Integrated management of damping-off diseases. A review. Agron. Sustain. Dev. 37, 10  https://doi.org/10.1007/s13593-017-0417-y

La Pudrición blanca producida por Sclerotinia sp es una patología que afecta a más de 400 especies, entre ellas hortalizas anuales y plantas ornamentales, causando grandes pérdidas tanto en campo como en postcosecha. La pudrición blanca es producida por los patógenos: Sclerotinia sclerotiorum y Sclerotinia minor, cuya diferencial principal es el tamaño de esclerocios.
 

 
Los patógenos pasan el invierno como: esclerocios (estructura de resistencia) dentro o sobre los tejidos infectados, esclerocios que han caído al suelo o como micelio en plantas muertas o vivas. En la primavera o principios del verano, los esclerocios germinan y producen unos tallos delgados que terminan en un pequeño apotecio en forma de disco o copa de 5 a 15 milímetros de diámetro, en el que las ascos y ascosporas son producidas. Estos descargan grandes cantidades de ascosporas al aire durante un período de 2 a 3 semanas. Las ascosporas se dispersan, y si aterrizan en partes de plantas senescentes, como flores viejas o restos del cultivo, germinan y causa infección. También el propio esclerocio puede germinar y emitir micelio que en contacto con la planta produce la infección. 
 

 
Los síntomas que producen son la podredumbre blanda en tejidos no lignificados, sobre todo en corona y hojas, además de la aparición de micelio algodonoso blanco, con numerosos esclerocios, blancos al principio y negros más tarde (1cm de diámetro) en la zona afectada y finalmente la muerte de la planta. La enfermedad puede desarrollarse en postcosecha en condiciones de humedad elevada (embalajes de plásticos) causando la disminución de la calidad o su depreciación de la cosecha. En el cultivo de la lechuga es una de las enfermedades más importantes debido principalmente a la dificultad de eliminar los esclerocios del suelo y a la gran supervivencia de los mismos. 
El control de esta enfermedad se basa en evitar incrementar la presencia del patógeno (esclerocios) en el suelo realizando: rotaciones de cultivo, solarización  y procurando el exceso de riego. 
Desde TRICHODEX llevamos años investigando para conseguir reducir los daños de esta enfermedad y fruto de esta investigación es TRICHOBOT. Un producto con base tecnológica combinando microelementos complejados con fermentación de Bacillus, con una alta respuesta en condiciones de elevada incidencia de la enfermedad.
 

Ensayo del crecimiento radial In vitro

 

 
 
En ensayos realizados por empresas certificadas, en dos localizaciones distintas y con inoculación artificial del patógeno, TRICHOBOT obtiene  eficacias del 48,7-64% con niveles de enfermedad por encima del 70%.
 

 
Con TRICHOBOT aportas a tus cultivos una solución limpia y eficaz, evitando además la aparición de resistencia.
 
Referencias
Boland G. J., Hall R. (1994). Index of plant hosts of Sclerotinia sclerotiorum. Can. J. Plant Pathol. 16 93–108. 10.1080/07060669409500766 [CrossRef] [Google Scholar] [Ref list]

Items de portfolio